Chadō 茶道
kōdō  香道
Shodō 書道

- CHADO -

CHA NO YU

CEREMONIA DEL TÉ

Arte dento - koryu japonés

"Hervir el agua, después preparar el té y luego tomarlo; esto es, únicamente, la ceremonia del té"
Sen no Rikyu creador del arte del CHANOYU

--------------------------------------------------------------------------------------------
En la ceremonia del té japonesa, una de las artes tradicionales del Japón, descubrimos unos aspectos profundamente enraizados en la cultura de este país y de su forma de ser:

1.- La búsqueda de la sencillez.

2.- La quietud de la mente.

3.- La gracia y naturalidad del cuerpo, reflejo de su calma interior.

Los objetivos de la vía del té son en realidad el cultivar estas cualidades, honrando mediante la belleza, el respeto y la armonía, la rutina cotidiana. La influencia del budismo Zen se hace notar en la ceremonia en una de sus piedras angulares, la conciencia de la nada que embriaga a los asistentes.

Los conceptos espirituales relacionados con la ceremonia del té, en el antiguo Japón, partían de la observación de unos sencillos requisitos.

Wa

La armonía; o aptitud de servicio al prójimo, en el quehacer cotidiano.

KEI

El respeto mutuo; deberá ser siempre el gobernador de las relaciones humanas.

SEI

La pureza; manos limpias, boca limpia y pensamientos limpios, evitando el exhibicionismo y la ostentación a favor de la sencillez.

JAKU

La tranquilidad interior; y el autodominio del ego que deberán mantenerse.

Al ser el respeto profundo y la gratitud sincera hacia el prójimo preceptos fundamentales de la ceremonia del té, el anfitrión es en todo momento consciente de esta relación, incluso en sencillo proceso de preparación de un taza de té para su invitado.

El anfitrión limpia cada utensilio que usará en la ceremonia ante su invitado, prepara el agua y la hace hervir en un pequeño hornillo. Deposita tres cucharadas de té en el utensilio de bambú sobre cada cuenco y vierte sobre ella un tercio de líquido del cucharón, devolviendo el agua sobrante al recipiente original. Después agita la mezcla hasta que esta adquiere consistencia con una ligera espuma verde alrededor, y deja el recipiente con el té encarado al invitado en muestra del respeto que siente hacia él. El invitado se desplaza sobre sus rodillas para tomar el cuenco con su mano izquierda , mientras que con la derecha le da un cuarto de vuelta, antes de tomar un sorbo de té.
Tomará dos o tres sorbos más y al terminar devuelve la taza encarándola otra vez hacia el anfitrión, expresando su gratitud y respeto. Estos matices simbólicos, mudos, refuerzan el entendimiento mutuo entre anfitrión e invitado.

La relajación inherente de la ceremonia del té no está limitada a ninguna edad ni generación. Hace mucho tiempo, aún en el fragor de una prolongada campaña bélica, los registros históricos muestran que los samuráis japoneses algunas veces tomaban un breve respiro para tranquilizar sus mentes celebrando esta simple ceremonia. Hoy en día, muchos japoneses todavía encuentran que la ceremonia del té puede ofrecerles unos momentos para reflexionar, a pesar de vivir al vertiginoso ritmo que les impone la sociedad actual.

Afortunadamente, el Japón disfruta de cuatro estaciones distintas gracias a su situación geográfica, de modo que puede disfrutarse de la ceremonia del té según la disposición de ánimo de cada estación, ya que el medio ambiente juega también un importante papel en la ceremonia del té.

Los sitios para celebrar las ceremonias de té formales, ya sea en hogares o en cualquier otro sitio, están esmeradamente provistos de artículos y accesorios selectos elegidos por el anfitrión para beneficio de los invitados.

Deberá ponerse gran atención a detalles tales como la vasija de piedra para el agua del jardín, el diseño del rollo del pergamino colgante, las flores de temporada puestas en el florero, y las tazas de té que se usarán.

La ceremonia del té sirve como un medio tácito de comunicación entre la gente.

El uso de materiales naturales evoca un sentimiento de pureza y renovación a los asistentes a la ceremonia. Los materiales usados en todo el proceso son seleccionados para reanimar una consciencia para formar parte del todo, en el invitado.

Ichigo ichie, un instante un momento.

Cuando el anfitrión agasaja a su huésped con una ceremonia de té, le está ofreciendo un momento único que no volverá a repetirse.
Esto se convierte en la piedra angular de la ceremonia del té

La compenetración entre anfitrión e invitado, potenciado por el ambiente, permiten que los dos puedan lograr una atmosfera de completa armonía en la que uno entiende el corazón y la mente del otro. Durante la ceremonia se comparten gestos y entendimiento, en un sistema de comunicación que van más allá de las meras palabras.

La sencillez del entorno, sin apenas motivos de decoración que puedan distraer al invitado y la sencillez de la ceremonia misma, todo va enfocada a potenciar el momento, a abstraer a los participantes de su entorno para concentrarse en el yo siempre en calma, y disfrutando de ese instante que nunca más en sus vidas volverá a repetirse de la misma manera.

--------------------------------------------------------------------------------------------

EL CHADO ES UN METODO DE CONCENTRACION, DE ENTRENAMIENTO DEL MOVIMIENTO DELICADO DE LAS MANOS Y LOS DEDOS.

PLATON ESCRIBIO:
"EL HOMBRE PIENSA PORQUE TIENE UNA MANO.DEBEMOS APRENDER A PENSAR CON NUESTROS DEDOS".

HAY UNA PROFUNDA RELACION ENTRE LOS DEDOS Y EL CEREBRO.
ZANSHIN ES EL ADIESTRAMIENTO DEL ESPIRITU CONCENTRADO EN EL GESTO, LA ACTITUD RESPETUOSA, APACIBLE, TRANQUILA Y PURA.

WA KEI SEI JAKU

TODO SE FUNDE EN EL ZEN:
"EL RETORNO AL ESPIRITU ORIGINAL Y PURO DEL SER HUMANO"

Francisco Royo.
Wabi Reicha

- Inicio-